Rango Finito

fotoscódigoobservatorioshermanocerdo temas plots

mundo

Optimismo

Me cuesta mucho mantener el optimismo pero siento que es una obligación hacer el ejercicio de sostener una perspectiva que abra caminos y sugiera una posibilidad aunque sea pequeña de mejores futuros, de un avance; entre otras porque sé que en el gran esquema soy un privilegiado y debido a esto tengo más opciones de afectar positivamente mi entorno amplio que muchas otras personas a mi alrededor. También sé que si me dejo ser converjo rápidamente hacia un estado entre el cinismo y el derrotismo donde mi depresión se establece y prospera sin dificultad. Desde ahí solo sé destruir y resentir. Así que cada día me levanto, pienso en el día que arranca y me comprometo (especialmente ahora, cuando todo parece derrumbarse) a resistir mis instintos y ser alguien de valor o bondad para los demás (o siquiera para algunos demás) así no sepa bien qué tengo para ofrecer.

87

Ataque en un parque en Lahore, Paquistán. Un hombre activó un explosivo que llevaba encima cerca a un área de juegos infantiles. Setenta muertos por lo pronto. Mujeres y niños en su mayoría.

Shadowplay

Uno de los recursos que usa el cómic para ilustrar el nivel de brutalidad de las guerras y masacres reseñadas es la observación de que en un adulto promedio tiene aproximadamente un galón de sangre y en una piscina grande caben más o menos 20.000 galones. Así, si en Colombia han asesinado alrededor de 700.000 personas entre 1958 y 2007, con esos muertos se podrían llenar de sangre humana treinta y cinco piscinas grandes. Piensen en esto la próxima vez que vayan a nadar.

Brought to Light es una dupleta de cómics de denuncia política (Flashpoint y Shadowplay) publicados en 1988. Shadowplay fue escrito por Alan Moore y dibujado por Bill Sienkiewicz y está basado en la documentación anexa a una demanda a la CIA interpuesta (a través del Christic Institute) por periodistas heridos por una bomba en una rueda de prensa que tenía el propósito de matar a Edén Pastora, el líder de la Alianza Revolucionaria Democrática (uno de los frentes Contras). Los periodistas estaban convencidos de que el atentado había sido organizado por la CIA para acallar a Pastora, quien cada vez parecía menos dócil. Mientras Flashpoint se concentra específicamente en el atentado, Shadowplay: The Secret Team es un monólogo de un águila antropomorfa ebria en un bar que cuenta con orgullo, en plan documental apologético, la historia de la CIA y sus operaciones de dudosa (o nula) legalidad enmarcadas dentro de la cruzada global anticomunista. La perspectiva sugerida por Moore bordea la conspiranoia gringa tradicional (e.g. nexos con el asesinato de Kennedy y demás delicias) pero se sostiene la mayoría del tiempo sobre hechos documentados. El monólogo resalta con insistencia, por ejemplo, cómo unos cuantos nombres aparecen recurrentemente conectados a actuaciones non-sanctas de la CIA desde Laos hasta Nicaragua con escalas en Teherán y La Habana, entre otros balnearios. Que una veintena de sociópatas con vocación de héroes de la libertad tuvieran semejante nivel de influencia (e impunidad) sobre la política global en medio de la guerra fría (con su amenaza de holocausto nuclear correspondiente) es escalofriante. Otro punto clave del monólogo es el proceso de privatización de la CIA mediante la creación de empresas fachada y el mantenimiento de negocios turbios (más que nada relacionados con el tráfico de drogas y armas) que les permitieran deshacerse de los controles políticos establecidos y al mismo tiempo contar con un presupuesto acorde a sus aspiraciones de dominación.


Click en Listen para oír a Alan Moore leer este fragmento de Shadowplay.

El punto débil de Brought to Light es su vínculo con la demanda contra la CIA por parte del Christic Institute. Supongo que los demandantes estaban convencidos de que tenían un caso fuertísimo y bajo ese precepto encargaron el cómic, como complemento que divulgara las motivaciones generales de la demanda y por qué las acciones de la CIA afectaban negativamente al hombre de a pie. Por desgracia (?), el juez concluyó que no había suficientes pruebas que vincularan al supuesto autor del atentado con la CIA y ordenó a los demandantes el pago de un millón de dólares en gastos de la defensa. Años después, los mismos demandantes reconocieron que la demanda había sido un error y que probablemente los responsables del atentado habían sido los sandinistas (contra quienes Pastora luchaba) en colaboración con guerrilleros argentinos. La conclusión de la demanda facilita al descreído la tarea de despachar el discurso entero del águila como teoría insustentable. Tal vez por lo mismo es uno de los trabajos de Moore menos conocidos aunque está lejos de desmerecer.

Rutina apocalíptica

Creo que no me molestaría que el mundo se acabara de repente en diez días siempre y cuando no fuera doloroso. Hay mundos acabándose todo el tiempo en todas partes pero casi nadie piensa en eso. Ciertos mundos se terminan en medio de mucho dolor y mucha confusión. En otros el sufrimiento es apenas perceptible. El mundo es un concepto muy frágil que se sostiene, ahora que Dios no existe, sobre la idea de que TODOS compartimos una experiencia objetiva muy complicada de aislar pero evidente para los sentidos. Esta idea se sostiene a su vez sobre la ilusión de que el lenguaje (entendido ampliamente) nos permite transmitir con claridad estados mentales. Cuando hablamos de el mundo nos referimos, en realidad, a esta red de intercambios de mensajes. Dado que los mensajes tienen un radio de alcance limitado dentro de la red, es más preciso hablar de varios mundos que de un único mundo. El fin de un mundo es la destrucción de las condiciones que permitían compartirlo y la consecuente inutilidad de las palabras. En cada soledad hay uno.

Los colores del mundo

El orden de aparición de términos para los colores (de acuerdo a observaciones de Brent Berlin y Paul Kay en 1969 que casi corroboraban, sin saberlo, observaciones previas de Lazarus Geiger en 1867 (!)) es generalmente blanco y negro → rojo → verde ↔ amarillo → azul. Para 1800 todos estos términos estaban desde hace mucho tiempo disponibles en el idioma inglés, pero aún así las frecuencia de uso de los términos se sostenían en ese orden primigenio natural. Aquí un zoom de la gráfica en inglés desde 1800 hasta 1820, justo antes del inicio del misterioso ascenso del azul:

Mónica me hizo caer en cuenta de lo extraño que es que para ese momento el orden de frecuencia todavía corresponda con el orden original. Si mi interpretación del libro de Deutscher es correcta, el orden original está relacionado con la utilidad práctica de tener términos para cada color y esta utilidad práctica a su vez estaría relacionada con la distribución de colores en la vida cotidiana de las personas (el cielo, por cierto, no hace parte de la vida cotidiana, es sólo un telón). Parecería entonces que hasta bien entrados en el siglo diecinueve (¿la revolución industrial, quizás?) la paleta de colores prácticos (lo que quiera decir) de la vida cotidiana no cambió significativamente y de hecho el gráfico podría ser una buena manera de argumentar por qué surgieron en ese orden (según Deutscher eso todavía no está claro): precisamente porque ese era el orden en el que eran necesarios para colorear el mundo hasta 1820.

Mejor dicho: no es que el conteo de frecuencias refleje el orden sino que el orden es explicado burdamente por el conteo de frecuencias.

Autorretrato de Anders Zorn de 1896. Aquí mi amigo Sonat Süer muestra cómo autopintarlo utilizando la paleta de colores que Zorn lleva en el cuadro.

Dado lo anterior, reformulemos la pregunta que hacía al final de la entrada pasada: ¿qué pasó en el mundo hacia 1800 para que la paleta de colores útiles de repente requiriera mayor uso del azul?

Ejercicio computacional semisencillo: recopilar un archivo de cuadros figurativos digitalizados en buen formato que cubra con suficiente detalle la producción desde, por decir algo, 1500 hasta la actualidad (esto, creo, es lo complicado) y calcular, como con n-gramas (esto debería ser mucho más fácil), el porcentaje de uso de una lista de colores básicos (normalizando tonos, claro está). ¿Cuál será el gráfico correspondiente? ¿Se relacionará con el orden primigenio? ¿Será detectable el ascenso (lingüístico) del azul? ¿El orden de predominancia cambiará sustancialmente con el tiempo? ¿Qué tan distintas serán las distribuciones de colores de la pintura producida en Europa y la producida en China?