Rango Finito

fotoscódigoobservatorioshermanocerdo temas plots

objetivos

Metas

Antes uno quiere TODO y luego se resigna progresivamente a fracciones más ínfimas de ese TODO porque la vida le enseña que de tanto aspirar al final no queda sino el aire, y eso.

Yo entiendo de corazón a las personas que renuncian a vivir aunque si tuviera elección preferiría ser uno de esos que no se dejan aturdir por el primer atisbo de fracaso.

El incidente II

Es posible, sin embargo, que esté subvalorando la naturaleza del incidente. Tal vez, sólo tal vez (con estas cosas (con casi todas) la certeza es sinónimo de ingenuidad), el incidente no es un evento puntual sino que, en realidad, su ocurrencia modifica sensiblemente la (ejem) topología del espacio de valores y prioridades que sostiene nuestro sistema de decisión personal (siempre) en desarrollo. Así, en lugar de definirnos, el incidente nos inspira. El incidente no es importante por ser el cénit de lo que somos sino porque nos enseña que podemos ser más; crea objetivos y misiones; nos motiva a escapar del tedio y ser no lo que tenemos que ser sino lo que merecemos ser.

También es posible, claro está, que el incidente sea todo esto. Que nunca dejemos de estar sumergidos en él.