En los comentarios de la entrada de hoy sobre la educación superior Andrés insiste mucho y con razón en lo costosas que resultan las universidades para quien quiera que deba sostenerlas. El estado de Oregón en los EEUU propone costear sus universidades públicas comprometiendo un porcentaje del salario futuro de sus graduados por veinte años. Suena razonable. (Y fuerza a las universidades de paso a preocuparse seriamente por el futuro de sus estudiantes.) Otra opción que valdría la pena considerar.