Rango Finito

fotoscódigoobservatorioshermanocerdo temas plots

pobreza

16

Graciosa esta historia de cómo el gran capital del Valle del Silicio encabezado por Zuckerberg invirtió en una reforma radical del sistema educativo de la ciudad de Newark y tres años y pucho después salieron de ahí prácticamente sin resultados y con el rabo entre las piernas. El mercado tampoco logra desenredar el problema social, apenas lo peina. La impresión que me deja es que las propuesta de reforma que se basan en la fundación de un sistema alternativo de educación pública usualmente funcionan bien en sus primeras etapas (como experimentos pequeños de intervención en una comunidad, muy localizados) pero cuando se pretenden escalar terminan padeciendo los mismos problemas de desorganización, descontrol y desviación de fondos de los sistemas que pretenden reemplazar. La plata que se propone y exige para la educación muy pocas veces llega de forma concreta a mejorar las condiciones de vida los estudiantes ni mucho menos su futuro: se pierde entre estudios, consultorías, reclamos, peleas políticas y demás mezquindades mientras que los muchachos (que supuestamente a todo el mundo le preocupan y son el futuro y la prioridad) siguen en las mismas: estafados, despreciados y abandonados.

12

Los más educados es un pequeño documento interactivo en desarrollo, una herramienta, si se quiere, para pensar los resultados de las pruebas Saber 11 a nivel regional. Todavía no está terminado pero ya hay suficiente para jugar.

El viernes Jorge me escribió con la idea, era realmente sencilla: aparentemente no hay un documento oficial donde el Icfes discuta los resultados de los exámenes a nivel municipal. Y menos centrándose en los colegios públicos. Son dos restricciones fáciles de implementar. Después bastaba hacer algo de estadística descriptiva elemental para mirar los datos e intentar sacar preguntas de ahí. El propósito es que sea algo fácil de leer y usar. Más para la gente que para académicos. Ojalá que promueva una discusión pública del estado de la educación estatal que supere la fase de los “cien mejores colegios” y haga que los gobernantes y funcionarios regionales sean responsabilizados de los resultados de los colegios en su jurisdicción.

A veces pareciera que los colegios públicos no le importan a nadie. Como son públicos entonces pocos los consideran propios. La gente que decide cosas en Colombia por lo general estudió en colegios privados (para ilustrar, aquí hay una gráfica del número de estudiantes de último grado en colegios públicos y privados por “estrato” en 2011). En los círculos sociales de mis amigos nadie tiene hijos estudiando en colegios públicos. Es considerado medio impensable. Es crucial encontrar estrategias que superen las buenas intenciones para revalorar los colegios públicos y que recuperen el prestigio que alguna vez tuvieron (aquí hay una iniciativa seria y bien argumentada en esa dirección). El descuido social y gubernamental en el que se encuentra el sistema de colegios públicos lo ha convertido en un generador de exclusión social financiado con impuestos en lugar de ser el promotor de movilidad social que le corresponde. Un primer paso para devolverles su importancia es seguir atentamente su desempeño.

Es obvio que los resultados de los exámenes de estado no son un indicador contundente de lo que quiera que sea la “calidad de la educación”, pero pueden ser usados como un primer criterio a la mano para medir el impacto de políticas públicas. Lo ideal sería repetir este ejercicio regularmente y difundirlo tanto como se pueda.

El código en R para calcular los gráficos y tablas está disponible en este repositorio. Está desordenadísimo pero supongo que puede ayudar a alguien que quiera hacer gráficas similares. Si tengo tiempo intentaré pulirlo durante las próximas semanas, a medida que añado más información al documento.

5

crecimiento.dept

PIB.deptos.porcentaje

Los datos vienen de acá. Clic en los mapas para agrandar.

27

antioquia, cundinamarca y valle
Incidencia de pobreza (de acuerdo al índice de pobreza multidimensional (cálculos de 2005)) en Antioquia, Cundinamarca y Valle del Cauca. Código y datos para generar los mapas en este repositorio.

Emblemas orgullosos de la ira suprema

En Poor People, su atlas personal de la pobreza, Vollmann menciona a Bogotá varias veces. Hay personas que viven en Bogotá sin saber en qué sociedad viven. La pobreza, que atribuyen a descomposiciones morales y/o defectos de carácter, los asquea. ¿Por qué nuestros pobres no son como los del primer mundo?, se preguntan. En un libro de cuentos infantiles comentados por Ana Botella que llegó a mis manos recientemente, se destaca la mansedumbre de Cenicienta como una de sus virtudes principales. Cenicienta acepta los maltratos de su madrastra y además la respeta. Es un ejemplo de miseria bien llevada, digna. Esa es la actitud que los acomodados bogotanos esperan de sus sirvientes. La insolencia de los mendigos, además de insultante, les resulta incomprensible.

Vollmann describe “la cara de Bogotá”:

green or tan or white high walls overstrung with barbed wire, private security guards who shrink away from every stranger, even from me if I come on them suddenly; truckloads of police in the streets, broken glass atop brick walls, caution and suspicion, masked by the appeasement of panhandlers who refuse who go away, getting angrier and angrier, striding up to my interpreters scowling and threatening; call them proud emblems of the tallest wrath; sometimes they kill drivers and set cars on fire.

Probablemente es exagerado, no sé. Hace casi cinco años que no voy. Cuando hablo con amigos que están allá me dicen, con cierta resignación, que es mejor y peor. Que hay cosas que ya no pasan pero también hay otras que no pasaban y ahora sí. La ciudad muta y su miseria evoluciona o se reubica. Mi impresión de todas maneras es que los rasgos generales de la pobreza bogotana no han cambiado considerablemente desde hace mucho tiempo (lo que otorga un cierto grado de validez al diagnóstico de Vollmann). Las modificaciones son apenas cosméticas, valga la ironía.

Otra cita del libro, corta y contundente:

The worst places are those where both inter- and intra-class estrangement exist. Accordingly, Colombia haunts me.

A mí también me asusta.

Bogotá en bola

El ejercicio era hacer una versión automatizada y animada de esto usando la mezcla HTML5+JScript (de la que sabía/entendía muy poco). Bogotá en bola representa, usando bolas, algunos datos sobre Bogotá (recopilados mayoritariamente por Miguel con ayuda de sus contactos en el bajo mundo burocrático — estamos en el proceso de aclarar las fuentes) a nivel de localidades. En varios de los gráficos (o en las transiciones entre uno y otro) quedan en evidencia las disparidades y contradicciones de la ciudad. En un área relativamente pequeña caben muchas ciudades con características dispares (casi universos paralelos) y estas disparidades a su vez generan barreras (algunas físicas y otras más sutiles y poderosas) que refuerzan las diferencias.

*

Aporte de homicidios por localidad al total de la ciudad en 2011

Aunque puse una leyenda explicativa en la esquina inferior izquierda de cada gráfico, tal vez valga la pena explicar mejor qué quiere decir cada una. Si dice “Aporte porcentual por localidad al total de la ciudad” entonces la bola sobre cada localidad representa (ejem) el porcentaje que la localidad aporta al conteo total de la ciudad. Si, en cambio, dice “Porcentaje sobre el total en la localidad” entonces cada bola representa el porcentaje de población en la localidad con tal o cual característica sobre el total de la localidad. Así, el grafo de Hogares con teléfono similar al de Población (porque el aporte por localidad al total de la ciudad es muy parecido al aporte de población total) pero en el grafo de Teléfono (relativo) (del segundo tipo) las bolas son todas de tamaño similar, porque el porcentaje de teléfonos por localidad es casi uniforme en toda la ciudad (con internet, por ejemplo, ya no es así).

*

Para representar la ciudad por localidades la describimos con un grafo de contigüidad (entre la localidad A y la localidad B hay un vértice si comparten una frontera) y calculamos la disposición del grafo utilizando la librería arbor.js, que determina la posición de los nodos (asunto en el que francamente no quería pensar) de acuerdo a un modelo físico. Es muy práctica (aunque tal vez un poco pesada). Un primer problema de esta aproximación es que La Candelaria está totalmente rodeada por Santa Fe y por tanto en el grafo se vuelve una cola. Otro problema obvio es el siguiente: dado que la configuración inicial de nodos es semi-aleatoria, existe la posibilidad de que el grafo generado sea una imagen especular del grafo deseado (o que salga enredado). Para compensar el grafo admite la opción de ser reconfigurado moviendo nodos como si fuera de caucho. Esto permite, con un poco de maña, adecuar la ciudad a la imagen preferida por el usuario. (Una posible tarea que surge de acá es cómo generar y describir con algo parecido a arbor.js grafos que sean orientados sobre una superficie bidimensional. No he mirado.)

Tasa de homicidios (i.e. número de homicidios por cada 100 Khab) por localidad en 2011