Rango Finito

fotoscódigoobservatorioshermanocerdo temas plots

serie samurai

Hay otros mundos

Un aporte involuntario de Óscar a la serie de películas de samurai ¶ Filipinas también tiene un arte marcial ¶ Técnicas de desaparición ninja ¶ Los colores del pasado ¶ La ficción es recursivaEste es el inicio de un thriller ¶ Tienen hambre en España ¶ Declaraciones de consenso mutuas entre contendientes políticos podrían ser una buena prácticaProporción de aportes de hombres y mujeres en artículos de Wikipedia ¶ La pertinencia y la impertinencia van de la mano (vía Julián) ¶ Y sin la imprudencia el periodismo serio no existe.

(Tenía otras cosas para compartir pero ahora no las encuentro.)

Page One

Aunque también podría ser Page One, un documental de 2011 dirigido por Andrew Rossi.

Sinopsis: Clan samurai en peligro de extinción se adentra en un ejercicio de análisis de su lugar, futuro y opciones coordinado por un viejo samurai honorable pero (otrora) alcoholizado. Central a la discusión es el papel del Clan como institución dentro de la sociedad. ¿Es necesario? ¿Por qué debe existir? ¿A quién sirve? ¿Cuál es su valor? El Clan pretende ofrecer seguridad, información, confianza y autoridad, pero debe competir con el advenimiento de nuevos clanes administrados bajo nuevos modelos que ponen en duda su propósito manifiesto. La pregunta clave es cómo sostener un clan tradicional dentro del nuevo mercado de clanes etéreos y/o parasitarios de bajo costo y gran impacto sin renunciar al bushido. El sepuku es siempre una opción.

Planet B-Boy

También está Planet B-Boy, un documental de 2007 dirigido por Benson Lee.

Sinopsis: clanes samurai con nombres pintorescos se dan cita en Braunschweig, Alemania, para competir en La Batalla del Año, un evento que define sus vidas y los consolida como guerreros de clase internacional. La película sigue la preparación de los clanes coreanos (Gamblerz y Last For One), el clan norteamericano (Knucklehead Zoo), el clan francés (Phase T) y el clan japonés (Ichigeki). Los contextos sociales y personales de los clanes y sus miembros (de Corea rural al desierto de Nevada; de los suburbios de París al caos de Osaka) ayudan a entender la extensión de la cultura samurai y su sorprendente apropiación en medios tan diversos. Una vez superado el escepticismo ante la aparente singularidad del fenómeno sobreviene el aprecio de sus tradiciones. El torneo es intenso y el resultado, aunque predecible, sugiere un koan implícito sobre el valor del esfuerzo y el sacrificio. Al cierre, junto a los créditos, en viñetas breves, vemos jóvenes samurai practicando el Arte en rincones olvidados del planeta. En un andén de la avenida veintiseis, con los cerros bogotanos y el centro de la ciudad al fondo (tan horrible y tan familiar), un pequeño samurai vestido de negro ejecuta un giro limpio que cierra con un corte fulminante de su espada. Esa imagen, no sé por qué, me arruga el corazón.

Senna

O como en Senna, un documental de 2010 dirigido por Asif Kapadia.

Sinopsis: Un samurai joven, carismático y honorable, devoto de las enseñanzas de Buda, demuestra su talento en duelos de espada en numerosos combates hasta que es contratado por un clan legendario comandado por un guerrero reconocido por su desprecio del código. La rivalidad entre ambos samurai es inmediata y marca sus vidas por muchos años hasta que el viejo samurai deserta, se une a otro clan y amenaza las tierras de su antiguo señor. Entonces el ya no tan joven samurai debe demostrar su valor como guerrero y líder. El resultado de la batalla, sin embargo, es confuso. El traidor escapa vivo y se retira en una granja. Dos años más tarde el ya no tan joven samurai muere en un duelo contra sí mismo. Acaba de cumplir 34 años.

Yojimbo

Digamos Yojimbo, una película de Akira Kurosawa de 1961.

Yojimbo

Sinopsis: Dos bandos de jugadores, proxenetas y malandrines se disputan el control político de un pueblo otrora próspero. Un ronin honorable pero alcoholizado ofrece sus servicios como guardaespaldas al mejor postor, pero descubre pronto que ninguno de sus potenciales empleadores es suficientemente digno. En consecuencia, sólo hay una posible solución: el pueblo debe ser destruído. El conflicto entre ambos bandos facilitará la aniquilación. Sólo el sepulturero y el generoso viejo dueño de un restaurante merecen vivir. La película cierra con la partida del samurai, malherido pero satisfecho.

En una escena clásica, los dos bandos, incapaces (por cobardía e ineptitud en igual medida) de entablar un combate real, miden fuerzas en la calle principal del pueblo lanzando espadazos al aire mientras el ronin se burla desde lo alto de una torre.

Al igual que en Siete Samurai, en el trasfondo de la historia se oculta la decadencia del modelo de vida del samurai encarnada en la llegada de las armas de fuego personales a Japón.

La vigencia del guerrero depende de la pertinencia de sus batallas para las que fue diseñado. De cierta manera, cuando el guerrero pierde vigencia, gana control sobre sus principios.

Por eso en las mejores películas de acción el héroe pertenece a una especie en vía de extinción, abandonada/perdida/descartada por el sistema/organización que la creó.

Piensen en Rambo, The Bourne Identity o Unforgiven.

Safe

safe

Sinopsis: una niña perdida que guarda un secreto valioso en su memoria es protegida por un ronin honorable pero alcoholizado que escapa de su pasado.

Antes de convertirse en arte culto, las películas de samurai eran entretenimiento popular sublimado en occidente debido a la dificultad para atravesar la distancia cultural. La estructura y contenido narrativo de las películas de samurai no pretendían ser elevados o profundos, simplemente eran fieles a una tradición que a su vez representaba modelos de vida arraigados, igual que las películas de vaqueros. Nadie en Japón iba a ver películas de samurai para ser iluminado.

El género de una película determina su línea argumental e impone restricciones en los posibles arquetipos de sus personajes. Una película de género es siempre previsible, pero su previsibilidad, más que un defecto, es una condición sobre la cual es construída. Sabemos que el ronin honorable pero alcoholizado encuentra su redención en la niña perdida. Sabemos que sobrevivirán. Sabemos que el ronin debe enfrentar su pasado. También sabemos que todo está conectado: el encuentro entre la niña y el ronin es accidental pero significativo.

La religión del ronin es el fatalismo. Sin un señor a quien servir, rinden su vida a su destino.

Las películas de acción son súbditas de la agilidad. La trama debe avanzar. Los personajes son elementos secundarios que ejecutan las coreografías, las confrontaciones y el discurso moral elegido que determina la historia. La fortaleza de una película de acción está en el control del ritmo. El ritmo es la única prioridad.