Rango Finito

fotoscódigoobservatorioshermanocerdo temas plots

sumapaz

23

Anticipaciones es una colección de seis ficciones publicadas en revista Matera durante los últimos dos años y algo. Antes que cuentos son escenas o tal vez promesas de escenarios. Luis y Javier dicen que podrían hacer parte de algo más grande. De cierta forma son subproductos del proyecto eternamente postergado con nombre clave Sumapaz. O lo que me puedo permitir escribir en este lapso sin tiempo de la vida.

(La excusa secreta para publicarlos en línea (Matera es estricta y rabiosamente física) era experimentar con Jekyll. Me dejó muy contento. Quisiera hacer más con él.)

Pie

Tomo fotos a los niños del vagón que sirve de enfermería. Por el sufrimiento de los niños pagan más. Hay un niño pequeño con las piernas quemadas por la explosión de una hornilla de propano. Tiene las heridas abiertas. No es una imagen agradable. Se venderá mejor. Eso es lo que quieren. Al pie de foto explico: Su papá murió en el accidente. Su mamá lo atiende. No habla con nadie en el vagón salvo con el niño. Hablan en uno de esos idiomas viejos. Entiendo muy poco. Me recuerda el acento de mi abuela. El niño llora, dice que le duele. La mamá lo calma y le canta canciones que tal vez alguna vez fueron reconfortantes y apropiadas pero en su voz se ahogan. Por las noches, mientras el niño duerme, la mamá también llora. Nadie le canta.

Trenes

En el futuro hay personas que viven en trenes. Es gratis. Por las tardes pasan monjas negras con comida caliente, agua y medicinas para los enfermos. También hay duchas en las estaciones para lavarse. Están bien mantenidas pues el sindicato de los trabajadores de trenes se precia de ofrecer esa alternativa de vida a la casta desposeída, expulsada de las ciudades. Antes los trenes servían para ir de un lugar a otro pero ahora sirven para no estar en ningún lugar. Nadie se dio cuenta cuándo pasó. Tal vez fue el producto de los grandes despidos y la consecuente desesperanza. Durante el inicio de la guerra la población en los trenes aumentó porque nadie quería vivir y los vagones eran parecidos a la muerte. En los trenes postergaban la vida.