Juguemos a que todo está bien y las personas con quienes nos cruzamos están vivas y sienten cosas que son independientes de nuestros propios sentimientos y percepciones. (You are a splendid butterfly.) De hecho existen incluso cuando abandonan nuestro rango de interacción. (It is your wings that make you beautiful.) Aceptemos la posibilidad de que sus motivaciones no nos involucren ni sirvan a las nuestras. (And I could make you fly away.) Reconozcamos que nuestras acciones pueden afectarlas emocionalmente aún si esa no es nuestra intención. (But I could never make you stay.) No nos pertenecen ni controlamos lo que son, no importa lo que sugiera la evidencia.

[Flash 9 is required to listen to audio.]