Rango Finito

fotoscódigoobservatorioshermanocerdo temas plots

violencia

91

Que el pueblo está desierto (cerrados colegios, iglesias, mercado) y la gente tiene miedo porque hay panfletos que llegaron en motos para recomendar muy atenta y respetuosamente que, en memoria de un compañero caído en combate y de paso para exigir buenos servicios de salud y educación para las grandes masas de desposeídos que sueñan con una nación más justa e incluyente, la comunidad se abstenga de salir de sus casas por unas cuantas horas so pena de castigos imprecisos que todos imaginan con claridad pese a su vaguedad porque en últimas son parte del viejo contrato social según el cual la ley y autoridad en el pueblo e inmediaciones no provienen de las instituciones visibles que la frágil democracia inventa sino de organizaciones invisibles que eligieron y ganaron ese territorio para desarrollar sus negocios como buenos empresarios y prosperar a bala y amenaza, por encima de quienquiera que se interponga, y que solo ocasionalmente se materializan para que el pueblo malagradecido recuerde a quién obedece y a quién pertenece.

Secuestros (sobre persona específica)

De nuevo los datos vienen de acá. Esta vez es una tabla de secuestros desde 1970 hasta 2010 que supongo es la misma que usa Natalia Springer en sus investigaciones para la fiscalía. Difícil saber qué tan válidos son esos datos (las fuentes cambian un montón). Me restrinjo para estos gráficos a secuestros sobre persona específica, la modalidad de secuestro más popular en Colombia. Por lo pronto me limito a números absolutos y no a índices relativos a población. No encuentro series de población por departamento en la página del DANE desde 1970. Sólo están disponibles, hasta donde pude ver, desde 1985.

Haga clic en los gráficos si quiere verlos más grandes.

Primero, contemos año por año:

secuestros.totales

Ahora contemos por autor (presunto):

porcentaje.secuestros.autor

A continuación la series año por año para cada departamento excluyendo a Antioquia:

secuestro.por.departamento

Excluyo a Antioquia porque la escala es totalmente distinta. En el siguiente gráfico, de arriba a abajo, vemos: (1) la serie para Antioquia en tono sólido y las series del gráfico anterior difuminadas; (2) la serie para Antioquia junto a la serie para el total nacional (punteada); (3) el porcentaje año a año de secuestros sobre persona específica en Antioquia con respecto al total nacional.

secuestros.caso.antioquia

Ahora contemos los secuestros atribuídos a las FARC comparados con los totales nacionales tanto en números absolutos como en porcentaje:

secuestros.caso.farc

Y de nuevo discriminemos por departamento esta vez limitados a secuestros de FARC:

secuestros.farc.departamentos

Aquí están el código y los datos en formato CSV.

Asesinatos selectivos

Con datos de acá, cuatro gráficos sobre asesinatos selectivos en Colombia desde 1981 hasta 2012.

Así definen el asesinato selectivo:

Es el homicidio intencional de 3 o menos personas en estado de indefensión en iguales circunstancias de modo, tiempo y lugar, perpetrados por los actores del conflicto armado.

Primero, asesinatos selectivos por año con la atribución dividida en cuatro grandes categorías:

asesinatos.selectivos.montanas

Segundo, una vez más por año pero ahora dividiendo por departamento (en número en la esquina superior derecha de cada panel es el total departamental):

conteoyeardepartamento

Tercero, asesinatos selectivos por período presidencial con la atribución a mayor nivel de detalle (ojo a la escala logarítmica en el eje horizontal) y promedio por día para cada gobierno:

conteoporpresidente

Finalmente, asesinatos selectivos en total por atribución:

conteototalautor

14

Andrés nos regaló Jerusalem: A Family Portrait y anoche lo leí. Es un cómic sobre el nacimiento del estado de Israel desde la perspectiva de una familia judía que vive en Jerusalén entre 1940 y 1948. La historia está pensada para que la mirada microscópica a los conflictos familiares sirva de reflejo a las situaciones políticas macro que se entretejen en Palestina por ese entonces (que a su vez sirven de reflejo a situaciones políticas actuales): la ocupación (y manipulación) británica, los movimientos pacifistas de corte comunista, los movimientos radicales sionistas o árabes, la diversidad de proveniencias, la llegada de los judíos que escapan de los nazis, los campos de concentración en Europa, etcétera.

Es una novela agresivísima no solo por las escenas muy explícitas de guerra y terrorismo como por las evidencias (sutiles pero constantes) de desequilibrio emocional de los personajes. Son personas seriamente afectadas por la vida. Tienen rabia. Son rabia. Han transmutado en resonancias de la guerra. El comentario general que propone de la situación política en Palestina en ese entonces (y de cierta forma también ahora) es descorazonador.

El dilema sobre cómo y por qué ejercer violencia contra otras personas (o recibirla) es un punto de contacto entre las diferentes tramas. Las respuestas difieren. Ninguna es fácil. Hay mucha resignación, mucha impotencia, cunde la derrota.

Tal y como anota Andrés en su reseña, aunque hay una línea de tiempo clara y las situaciones están encadenadas, algo (no soy capaz de puntualizarlo) en la forma como se cuentan las historias hace que se sientan confusas. Como si fueran los cuentos que le llegan del exterior cada día a los que se resguardan en un refugio contra artillería: intentos de comprimir lo incomprensible en narración.

La guerra destruye todo. Por dentro y por fuera.

*

jerusalem

*

Jordi Sánchez Navarro ahora tiene un nuevo blog de lectura de cómics. Atentos ahí.

1

Desplazamiento en Antioquia 2000-2006

Un intento de dibujar el desplazamiento forzado dentro del departamento de Antioquia desde 2000 hasta 2006 (clic para verlo más grande). En el diagrama de desplazamiento entre departamentos se ve claro que Antioquia produce un alto número de desplazados en ese período (13% del total nacional) pero al mismo tiempo acoge a la gran mayoría de ellos. En este grafo están todos los municipios de Antioquia. El tamaño del nombre del municipio es (más o menos) proporcional al total de flujo (entradas más salidas) del municipio. Entre más intenso el vínculo entre dos municipios, más flujo. Aunque hay flechas y las curvé un poco para sugerir dirección son difíciles de ver entre la maraña, así que como apoyo coloreé los nombres de los municipios: los de color naranja producen más desplazados de los que acogen; los de color azul acogen más de los que producen. Supongo que también podría hacerlo con un diagrama de cuerdas pero quería probar la visualización de migraciones con este tipo de grafos.

Los municipios que no registraron desplazados durante esos años son Entrerrios, Gómez Plata, Hispania, Olaya. Los que registran la razón entre salidas y llegadas más alto son Envigado (67 salidas por cada llegada), Itagüí (46), La Estrella (37), Rionegro (35), Medellín (8) y Bello (7.6).

En este repositorio dejé los datos de desplazamiento con los que he estado trabajando así como los scripts de R que he escrito para pasear por ellos.

27

Desplazamientos
Clic en la imagen para ir al diagrama.

Cuando le mostré a Jorge Orlando la entrada anterior sobre desplazados él me recordó que hacía unas semanas me había enviado esta tesis de economía de la universidad nacional donde, entre otras, hacen un modelo de flujos de desplazamiento forzado para municipios colombianos entre 2000 y 2006. Esta tarde busqué y contacté al autor, Juan Tomás Sayago, y le pedí los datos que usó para su modelo: número de desplazados de municipio X a municipio Y para cada pareja (X,Y) de municipios colombianos. Sayago había calculado estos números usando el registro único de desplazados que llevaba (¿o lleva?) Acción Social (lo que hoy se llama Departamento para la Prosperidad Social) y gentilmente me los envió. Con los datos de Sayago armé un diagrama circular de flujo con énfasis en la proveniencia de los desplazados. Los datos de Sayago están a nivel municipal pero los agregué a nivel departamental porque todavía no se me ocurre cómo pintar algo inteligible que describa el flujo entre mil y pucho de entidades. En el diagrama es claro que buena parte del desplazamiento registrado ocurre dentro de los departamentos. Sigo con la duda de por qué pareciera que lo mismo pasa a nivel de municipios. ¿Simplemente se mueven de la zona rural al casco urbano? Como siempre con estas cuentas lo que uno termina preguntándose es cómo registran y definen en esas instituciones a la población que pretenden censar.

27

Desplazados 1984-2012 por departamento

Clic en la imagen para agrandar. Para cada departamento, el número de desplazados de municipios del departamento contra el número de desplazados a municipios del departamento (sumando los datos desde 1984 hasta 2012). Para ver mejor la distribución de puntos ambos ejes están en escala logarítmica. La línea roja es la identidad. Los departamentos cuyo nombre se inicia sobre la línea reciben más desplazados de los que producen. Los departamentos por debajo de la línea desplazan más de lo que reciben. La tendencia a la identidad (más o menos el mismo número de idos que venidos) podría sugerir que el desplazamiento es por lo general interdepartamental. No he revisado qué dicen los que han estudiado eso con cuidado. Los datos provienen del observatorio de derechos humanos de la presidencia vía Jhon Alexander Riaño, que me los pasó hace un mes largo. (Los datos disponibles no dicen para dónde van los que se desplazan desde el municipio X ni de dónde vienen los que se desplazan al municipio Y, así que no se puede hacer un gráfico circular como el de las migraciones.)

Así se ve la misma gráfica a nivel municipal:

Desplazados municipios

El municipio que más desplazados recibió es Bogotá (385.185). El que más desplazados produjo es Buenaventura (117.608). Despues siguen Carmen de Bolívar (93.526), Turbo (87.880), Tierralta (78.493), Santa Marta (75.575) y Tumaco (74.524). Curiosamente, Buenaventura también es el sexto municipio que más desplazados ha recibido (93.915) después de Bogotá, Medellín, Santa Marta, Sincelejo y Cali.

Adenda: Después de hacer el gráfico de municipios me entró la duda de si la tendencia a que el número de desplazados y recibidos fuera similar (especialmente en municipios con altos niveles de desplazamiento) era culpa de agregar los datos de veintiocho años en un solo golpe (tal vez los desplazamientos se compensan unos a otros cuando se consideran períodos largos de tiempo). Para comprobarlo generé gráficos de varios años puntuales. En contra de lo que esperaba, la tendencia es similar a nivel anual: hay municipios que en el mismo año registran ~10.000 personas que huyen y otras ~10.000 que llegan a resguardarse. Aquí vienen el gráfico de 1998 y el de 2008 para ejemplificar:

Desplazados 1998
Desplazados 2008

¿Alguna teoría sobre por qué pasa esto? ¿De verdad pasa?

Otra adenda: Finalmente conseguí los datos para armar un diagrama de desplazamiento entre departamentos.

6

Tasa de homicidio - Buenaventura

El Espectador reporta que en lo que va de 2014 se han registrado 58 homicidios en Buenaventura. De continuar a este ritmo, la ciudad podría terminar el año con 350 asesinatos. El pico de homicidios en la ciudad fue en 2000 y 2001, cuando sumaron 440 y 397 respectivamente. Los datos sugieren que esta ola de violencia actual se inició en 2013 tras una caída en el número de homicidos que venía desde 2006. ¿Cuál será el desencadenante?

23

He seguido jugando con los datos de homicidios. Entre ayer y hoy armé esta página para mirar las tablas de los cincuenta municipios con mayor número de homicidios y los cincuenta municipios con la mayor tasa de homicidios (por cada 100.000 habitantes) entre 1990 y 2013 (de paso resalto los que están en ambas listas al tiempo — los nombres de esos pocos capturan bien los focos de violencia más dura cada año). Son tablas muy sencillas de calcular pero no parecen estar disponibles en un formato amigable en ningún lado. El Observatorio de Derechos Humanos de la Presidencia (más amigable Mordor que ese sitio) tiene unos PDFs viejos que cubren por ahí desde 1998 hasta 2011 pero no encontré buenas listas (mapas sí tienen — son horribles). La semana pasada las generé a la carrera una noche usando R y quedé con ganas de hacer los mismos cálculos usando únicamente javascript. Esta vez fui más metódico y el código es más claro, organizado y hasta reutilizable que el adefesio del mapa (uno aprende montones haciendo esos ejercicios de carpintería). Escribí unas funciones muy básicas para cargar tablas en formato CSV e imprimirlas, seguro no muy óptimas pero funcionales al menos. Tal vez lo use de nuevo más adelante para soltar más tablas. Todavía no sé cómo se puede volver “responsive” el gráfico que encabeza la página. Seguiré investigando. También me parece que es un poco pesada. Tal vez es demasiado pedir que el navegador cargue y procese la tabla entera. El iPad se iba colgando.

Por cierto, el mapa de homicidios ahora contiene los datos desde 1990 hasta 2013.

20

Hoy armé una tabla bien organizada con el número y tasa de homicidios a nivel municipal entre 1990 y 2013. Aquí la dejo en CSV y RDA para descarga y uso libre. Durante el fin de semana incluiré en el mapa de homicidios los datos del 2011 a 2013.

Tres cálculos:

En promedio, entre 1990 y 2013, los cincuenta municipios con mayor tasa de homicidios (homicidios por cien mil habitantes) acumulan el 14.7% de los homicidios de cada año.

En promedio, entre 1990 y 2013, los cincuenta municipios con mayor número de homicidios acumulan el 61.7% de los homicidios de cada año.

En promedio, entre 1990 y 2013, las ciudades de Barranquilla, Bogotá, Cali y Medellín acumulan el 30.46% de los homicidios de cada año.

Pronto más.

Photo 2-20-2014, 9 37 53

14

Homicidios 2012 y 2013
Clic para agrandar. Datos de la policía colombiana. También hay unos de medicina legal que se supone que son distintos pero esos no los tengo. Como siempre, todo lo que se necesita para generarlo está acá.

Perspectivas más convenientes

En cuestión de unas cuantas horas, la historia de la muerte de seis personas en un bar del sur de Bogotá debido a excesos inexcusables de la policía pasa en la portada en línea de El Espectador de esto:

Screen Shot 2013-09-16 at 10.19.07 PM

A esto:

Screen Shot 2013-09-16 at 10.19.14 PM

Es decir, de la historia de un abuso policial con muertos debidos al uso de gas pimienta en un recinto cerrado repleto de personas al problema de los locales sin licencia o abiertos a deshoras o lo que sea. (En este artículo pretenden desconectar el uso del gas de las muertes argumentando que fueron causadas por asfixia mecánica, como si el uso del gas no fuera la razón de la estampida humana.) Veladamente se empieza a imponer la perspectiva conveniente que relega las muertes a un segundo plano, como si fueran apenas una consecuencia de esos malévolos establecimientos nocturnos “que le hacen daño al país”. Asqueante.

Adenda del lunes: ahora la policía empieza a sugerir que ni siquiera usaron muchos gases:

Screen Shot 2013-09-17 at 8.20.47 AM

Al menos el editorial de hoy en El Espectador no cae en lo mismo.

Stoker

mia wasikowska

Pensaba en la ducha que con qué derecho puede uno hablar mal de una película que lo cautivó y entretuvo sin reproches durante una hora y tanto así más tarde, recostado en el sofá, la trama se deshaga al primer intento de recordarla. No pensaba en Stoker en realidad, pero a falta de otro lugar escribo eso acá. Stoker todavía resiste a un día de verla. Es una película estilizada con una estética visual y una edición pensadísimas. Hay varias tomas menores que lograron intrigarme: perspectivas extrañas en diálogos, o movimientos de cámaras súbitos en medio de lo que sería por lo general estático. Es sutil en su narración pero sabe ser salvajemente explícita un par de veces para dejar claro que habla en serio. La violencia es más sugerida que representada. El escenario es intrigante y los personajes son robustos, no se dejan estereotipar al primer ni segundo tercio. Varias veces me pregunté ¿y ahora qué va a pasar? con curiosidad genuina. El guión controla la información con gusto, sin trucos sucios. La primera película en inglés de Park se resiste a la presión anglo por sobre explicarlo todo. Tal vez el cierre no es desconcertante pero es lo suficientemente bien construído como para que sea satisfactorio. Y la cara de Mia Wasikowska es preciosa. Sólo por eso la volvería a ver otra vez.

Geografía de un bombardeo

Un artículo de lectura obligada escrito por Tim Maly diseccionando un ataque con “drones” en Paquistán:

Many commentators have compared the command stations to videogame platforms and have worried that this disconnects the pilots from combat and dehumanizes their targets. Many drone operators say it’s the opposite. Because they often surveil a target for days or weeks during operations, they develop a strange intimate relationship with those they kill. They watch targets eat with their families, sleep with their partners, and go about their daily lives. Then they watch them die.

Abismo

La columna de hoy va sobre Abismo andino, un juego de estrategia diseñado por Volko Ruhnke sobre la guerra colombiana en los noventa y principios de los dos mil que salió el año pasado con algún éxito entre la comunidad de jugadores de juegos de estrategia. Hace un par de semanas Óscar lo presentó en twitter y yo me compré una copia para probarlo. El juego tiene varias gracias que creo que contribuyen a hacerlo a la vez interesante y entretenido: una es que el juego no se concentra en la batalla militar sino en el interés de los bandos por ganar el apoyo popular (lo que se conoce como operaciones de contra insurgencia en jerga militar) y otra es que cada bando es esencialmente distinto de los demás en cuanto a metas, uso de recursos y capacidad operativa. Esta asimetría logra reflejar (de una forma muy simplificada, obviamente) las interrelaciones complejas entre los actores armados en conflicto. Para Ruhnke el país pasó durante esa década y media de estar al borde del colapso a tener una insurgencia (o dos (o tres)), si no derrotada(s), al menos reducidas a un nivel donde dejaron de constituir una amenaza para el estado. Esto es discutible de muchas formas distintas, pero no me parece que pervierta el sentido del juego particularmente. Jorge sugirió en Twitter que este juego podría ser una forma de iniciar conversaciones sobre la guerra en los colegios. Sería buenísimo. Ojalá que alguna editorial (¿independiente?) colombiana se animara conseguir la licencia del juego y sacar una versión de bajo costo para el país.

A continuación algunos enlaces relacionados para enriquecer la columna:

  • En el sitio de GMT (desde donde se puede comprar) están disponibles las reglas y el playbook. El playbook contiene dos ejemplos de partidas (para ayudar a entender las reglas y la dinámica del juego) y también un texto de Ruhnke donde explica las ideas detrás del diseño del juego, el contexto histórico de las cartas que describen el estado del juego en cada momento y las referencias en las que se basó.
  • Aquí hay una entrevista larga a Ruhnke sobre el juego y sus motivaciones para interesarse en juegos de contra insurgencia. Abismo andino es el primero de una serie de juegos usando el mismo sistema de reglas. También hay uno sobre Cuba y otro sobre Afganistán.
  • Otro sitio obligado de referencia sobre este y cualquier otro juego es Board Game Geek. Aquí por ejemplo una reseña del juego en español. Y aquí hay una lista de documentos relacionados para descargar.
  • Aunque no lo he intentado, el juego se puede jugar con computadores usando el motor genérico de juegos de mesa Vassal (gratuito y de código abierto). Aquí está el módulo de Vassal para jugar Abismo andino. Si alguien más quiere animarse podemos armar un grupo con Luis para probar.

De paso, olvidé enlazar en el blog mis dos columnas anteriores: Carreras perdidas trata sobre la forma (equivocada, en mi opinión) como los medios de comunicación establecidos han decidido competir con las redes sociales. Picos gemelos habla de dos avances recientes muy importantes en teoría aditiva de números.